ALIENACIÓN

Siente un sudor frío en la frente, su corazón se acelera y retumba como tambor. Mantiene fija la mirada en su pantalla plana sintiendo los músculos tensos como cuerdas. Sus manos hechas puño hasta el dolor. El árbitro pita el penal, le recorre escalofrío por la espina, no respira hasta la patada del jugador. Era como si él mismo estuviera en el estadio.

La pelota sale desviada.

¡Carajo! Golpea a puño limpio el sofá.

Se pone de pié y sale furioso al patio trasero, mira con desgano el reguero en el lugar, la sangre, el desorden. Su mente regresa a lo que es, a lo que hace.

“Mierda, olvidé arreglar los cadáveres”.

©Patricio Sarmiento Reinoso

Anuncios

Acerca de Patricio Sarmiento Reinoso

Poeta, escritor, blogger ecuatoriano Ver todas las entradas de Patricio Sarmiento Reinoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Ver mi perfil en  

  • A %d blogueros les gusta esto: