tiempos nómadas

Antes, cuando el pulular de tus piernas y corales, saqueaban el abisal estigma de mi pecho, supe que la primera persona existe: Tú. Y me vestí de una poesía llana, horizontal, cálida en sus matices de rocío o caderas, sólida en su volátil mácula de pasión.

Más tarde, entre los bosques quebrados del recuerdo, me invade una suerte de río mezclado con raíces y ventanas, que incineran el rumor de tus pechos errantes, donde dormían su pavorosa tregua mis espinas.

Mañana, incendiaré el sol desde tus noches cóncavas, y aspiraré a hurtadillas de tus labios, el jugo de tus ojos silenciosos, aquellos que imploran atardeceres insondables, y ocultan el sabor de llama que dejó tu partida.

©Patricio Sarmiento Reinoso

Anuncios

Acerca de Patricio Sarmiento Reinoso

Poeta, escritor, blogger ecuatoriano Ver todas las entradas de Patricio Sarmiento Reinoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Ver mi perfil en  

  • A %d blogueros les gusta esto: