no recuerdo tu nombre

No recuerdo tu nombre, sin embargo, aún concurren tus gritos o luciérnagas, que estampan las calles y los filos de las ventanas. Eres como una grieta clandestina, una voz que poco a poco se come las palabras, tirando los retazos de aquel amanecer, hasta las profundidades lóbregas de un  ayer emancipado.

Recuerdo que fuiste y que fui, traslúcido grito de asfixia y piel, nave serena que esgrime cuchillas y temores, que tizna los colores de un mar desafinado, para enfilarte el rostro o la existencia, y hace relinchar al espanto o las piedras blancas que habitan en tu boca.

Tu nombre es espejismo o vendaval, una sombra impregnada de salmuera y olimpo, un postigo adherido al orificio nocturno de tu piel, que proyecta cual sumisa enredadera, sus vientos de  auroras ponientes.

No recuerdo tu nombre, sin embargo lo escribo…

©Patricio Sarmiento Reinoso

Anuncios

Acerca de Patricio Sarmiento Reinoso

Poeta, escritor, blogger ecuatoriano Ver todas las entradas de Patricio Sarmiento Reinoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Ver mi perfil en  

  • A %d blogueros les gusta esto: