Archivo de la etiqueta: dormida

la miro dormida

Me entretengo vigilando su sueño, no duermo, la observo. Su belleza impregna por entero el dormitorio. Yo simplemente la miro. No puedo, no quiero tocarla, porque tal vez se perdería la magia, el momento. Me conformo con verla. Es un arte el percibirla.

El tiempo de su sueño, me parece demasiado corto, las horas rondan alrededor de su lecho. Ella, serena, impasible, se mueve solo lo indispensable, aflora entonces, como emergiendo hacia mis ojos, todas sus elevaciones y planicies, sus pudores se exhiben dejando al descubierto su respiración rítmica, mansa, pura.

El bosque de su cabello, tan negro y espeso contrasta con la blancura de su almohada. Mientras sueña, sus perlas aparecen al filo de su sonrisa, yo venero esos bellos momentos, me transporto invadido de su hermosura de cristal.
A veces los rayos de luna logran atravesar las cortinas. Intentan tocarla, saborearla. Yo creo morir de celos y trato de asesinar a la intrusa. Me estremece la idea que puede ser de alguien más.
Durante el día reprimo mis deseos de volver a verla, me impaciento tanto tendido en la soledad de su cuarto, me agobia su ausencia, y solo me siento feliz cuando se muere el día. Amo la noche por eso, porque me la trae, me la brinda por entero. Amo la oscuridad por ella.

Al fin la siento, se acerca, me mira, me toca, me prende, me apaga.

Si no fuera tan solo una lámpara…

©Patricio Sarmiento Reinoso.

Anuncios

  • Ver mi perfil en