Archivo de la categoría: poesía

Te veo

Detrás de tus ojos te veo,
mujer dormida en silencios de sal y madera,
tendida desnuda,
sobre un acorde de fuego que aún palpita,
bebiendo a sorbos cortos mis letras,
intuyes sola,
la permanencia de una estrella.

Hoy en tu nombre crecen,
tus llantos, tus hijos, tus maravillas,
mujer origen o trinchera encendida,
de las orillas de tu cuerpo brotan mañanas sin sombra,
noches sabor a campana y fuego helado,
misterios encendidos que multiplican caricias.

Detrás de un poema te veo,
mujer de turgencias asesinas
de tus pechos llueven versos y navajas,
eres cristal o relámpago o espejismo,
silencio impasible que derrama primaveras,
eres sin duda,
la frontera inmortal donde se posan mis besos.

©Patricio Sarmiento Reinoso

Feliz ‪#‎Diadelamujer‬

‪#‎TierradePoetas‬‪ #‎LetrasdelSur‬

 

12800215_779412328830792_7227704955430441229_n

Anuncios

Agua y Memoria

"

Levanto los ojos hacia la lluvia, una lluvia de humo y hastío que no moja, solo consume y quema, tiembla y se queja de ser agua o tiniebla. Elevo la mirada y te observo encendida, casi de fuego, me invento el liviano recuerdo de tu rostro. La lluvia me moja y me inflama, solo lo suficiente para humedecer la memoria.

Y así empapado, corro calle abajo, a buscarte, escucho el sonido de las pisadas sobre el adoquín mojado. Cierro los ojos para sentir tu geografía dibujada: aquella penumbra que late en tu antigua desnudez. Sabe a memoria y saliva tu recuerdo.

Llego, y nada se mueve, la lluvia se queda estática, como alfileres de agua o ceniza, las horas, el tiempo, mi corazón, no se mueven: he llegado al umbral de tu puerta que ahora es astilla que quema. Mi mano en alto, a punto de tocar tu puerta, y todo empieza a moverse repentinamente. Arde la lluvia que me empapa.

Me regreso ignoto y callado, con las manos en los bolsillos y los pies ciegos, con la sed de gritar adentro de tus ojos. Vuelvo el rostro y casi te miro en la ventana, nadie me ve, nadie, la calle desierta, solo la lluvia sigue mojando mi memoria…

©Patricio Sarmiento Reinoso

FOTOGRAFIA DE CAL REDBACK


Tu nombre

"

Tu nombre es rostro o camino, sombra apenas.
Se ha transformado en grito tu memoria
un grito asfixiado y sin oleaje
que derrama horizontes pensativos
detrás de la ventana del olvido.

Tras la ventana hay nuevos rostros
o nombres o párpados, hay deshielos,
una sutil vibración de golondrina,
hay asteriscos atascados
y tildes trasparentes,
hay sin duda ese extraño mediodía
donde llovieron las letras de tu nombre…

Tu nombre es campo de batalla, apenas muero.

©Patricio Sarmiento Reinoso


Las palabras

Fotografía de Jacob Sutton

Fotografía de Jacob Sutton

Inquieto resplandor de arcilla

emana el poeta

sangre de letras y árboles y pestañas

que giran el nombre del agua

y transfiguran piedras pensativas

en palabras

un relámpago suspira luces y pájaros

la noche se desviste y canta

tu poesía finge ser esquina o entraña

acaso verso, recuerdo, o camino

yo la recorro y la leo sin ojos

sólo con ventanas

por donde ingresan tropezando

tus palabras

al pie de un mundo me siento y escribo

desde adentro me veo en gemidos

la letra es tiempo

es latido llorando luz, o ladrillo

escribo colgado de la tierra

una vocal estalla

en mil palabras

Tranquila mirada de sangre

bebe el poeta…

©Patricio Sarmiento Reinoso

 


Tierra de Poetas

 width=

Secretos habitados son tus manos, fanales que se integran a tu cuerpo, palpitan en memorias o leyendas de tierra y delirio. Mis sueños emulan palabras en donde tú te escondes. Me envuelve la niebla de tus recuerdos o remolinos transparentes, de mediodías oscuros y medianoches que encierran la calcomanía de tu caricia. Abro mis ojos de cartón y vuelan hacia ti mis sentidos de acero y quimeras.

Quimeras son tus ojos, como si mil silencios encendidos, urdieran un suspiro terminal, aquel que no me canso de pedirte. La huella clandestina de tu peso, se abre paso y reza un dialecto nocturno de pesado otoño en tu camino. Al amparo de tu pelo se transfiguran tus misterios.

Misterios son tus labios, tu crudo desierto insular me alimenta. Voy a cruzar tus latidos para sentenciar el fondo de tu beso perpetuo. En tu voz escrita se nutre y se asienta mi…

Ver la entrada original 41 palabras más


  • Ver mi perfil en