Archivo de la etiqueta: CUERPO

Tríptico de cuerpos

Tal vez intuyo las gotas de un poema, que se instauran en tu boca, en tus pechos, en tus raíces; y como un festín de gorriones o reflejos de lluvia, elevas tu cuerpo de cadencias remotas, de curvas infinitas, de caricias exquisitas, hasta la altura de mis besos salobres y extasiados, que mueren de sed por ti, que navegan en la miel de tu infinito territorio de mujer.

Tu cuerpo es de tierra, de besos, de ladrillos, de niebla dulce, de recodos y horizontes. Por él transitan mi lengua y mi poesía infernal, juntas como si fueran cuerpos dentro de tu cuerpo, siamesas en tu espalda, donde escribo mis rumores impalpables, intactas en tus muslos donde anego mis mañanas vacilantes.

Es mi sombra tu cintura, me tiño con tu cuerpo inflamado en poesía, vivo, despierto como un pulso sin tregua, que acumula una tempestad transparente, un deliquio espeso de azules sonidos, o aquel murmullo inmenso y mineral de tus cabellos. Amo tu cuerpo desnudo, tu vientre parido, tu templo vivo que sostiene mi primer latido cada mañana.

©Patricio Sarmiento Reinoso

Anuncios

tu ciclo

Origen

Vienes del tiempo desmedido,

eres fuego o cintura en altamar,

tiniebla color carmesí,

como labios que besan

en la hendidura perfecta de algún relámpago en vilo.

¿Quién diría que provienes de ese pueblo?

Aquel que se nutre de tu memoria

y se encarna enhiesta en la mía.

Vienes del brillo de tus ojos perfectos,

hechos musgo intencional

o vino que embriaga la sed de mi cuerpo.

Cuerpo

Tu piel,

patrimonio de cada lluvia desnuda,

instrumento musical que emula un yacimiento de amor,

una fragancia, una dicha.

Por eso, la luz de tu vientre,

levantan los abismos silenciosos de las esquinas azules,

llegan a los límites del fuego de piedra,

y emana un soneto hecho burbujas de sol desmedido,

incubando el follaje de tu fruto.

Fruto

El crepitar de una manzana,

danza, susurra, pulsa, baila

al son de tu espuma de arena.

Diviso tus latidos que conversan,

con mi ansia, con mi huella digital,

con mi esperma.

Adquieres el poder de concebir campos,

huertos de agua de mar,

que inscriben hogueras de arrecife

en el bosque de tu cuerpo,

fruto carnal de tu origen.

Origen, Cuerpo, Fruto.

©Patricio Sarmiento Reinoso

Escúchalo:

Safe Creative #patriciosarmiento


  • Ver mi perfil en